miércoles, 25 de septiembre de 2019

El alcalde del municipio Los Alcarrizos, Junior Santos, ha declarado que para iniciar un proceso de limpieza efectiva en todo el cauce y áreas de desborde del Arroyo Lebrón, para retirar un enorme cúmulo de desechos sólidos, entre estos plásticos, troncos y ramas de árboles, se necesita de la ayuda del gobierno.
Santos advierte de que la alcaldía no dispoone de los recursos suficientes que demanda una labor de esta envergadura.
“Nosotros, para comenzar con esa jornada de limpieza en el arroyo, necesitamos la ayuda del Estado, porque necesitamos los recursos suficientes para iniciar con eso”, dijo el ejecutivo del gobierno municipal.
Indicó, además, que es de interés fomentar entre los comunitarios de Los Alcarrizos y Pedro Brand una cultura de orden, todo orientado a crear conciencia sobre el daño capaz de ocasionar el acto de lanzan desperdicios en el cauce de los arroyos y las calles de esos poblados.
Al referirse a denuncias de vecinos, dando cuenta de que el camión recolector de basura tarda hasta una semana para pasar por la recogida de los desperdicios, Santos afirmó que, habitualmente, esa unidad realiza su acostumbrada ruta, y dijo desconocer por qué los moradores formulan tal afirmación.
En un recorrido de periodistas de Listín Diario se pudo comprobar que en distintos espacios de Los Alcarrizos hay amontonada gran cantidad de basura, y entre esta animales muertos.
Una fuente muy temible
Arroyo Lebrón, un turbulento afluente que desemboca en el río Isabela, muy temido en tiempos de lluvias por poblaciones enteras de Santo Domingo Oeste, cargó sobre sus aguas este fin de semana último, a raíz de fuertes torrenciales en la zona, enormes cantidades de basura y otros contaminantes que terminaron en terrenos de Pedro Brand, La Guáyiga, Los Alcarrizos y Palmarejo-Villa Linda.
La fuerza del descenso de agua desbordó sus márgenes, que con su carga de desechos sólidos formaron tapones en caminos rurales y pequeños puentes, llevando malestar a los vecindarios, al quedar incomunicados entre sectores o parajes.
 Una de las peores escenas sobre el caudal de agua que atravesó estos asentamientos humanos fue observada por vecindarios de Los Alcarrizos y Palmarejo-Villa Linda, que relataron cómo estaba cubierto de basura, principalmente de plásticos y botellas, hojas y troncos de árboles.
Un temor constante
En tiempos de aguaceros, las crecidas de Arroyo Lebrón suelen impedir el movimiento de personas y unidades de transporte.
Ahora, con la debilitada tormenta Karen, que podría arrojar considerable lluvia sobre el país, residentes temen que  el fenómeno pueda causar inundaciones y deslizamientos de tierra, especialmente en áreas montañosas, lo que supone un gran riesgo para los moradores de la zona.
Según versiones de vecinos, la basura vista sobre las aguas de Arroyo Lebrón proviene de los sectores Hato Nuevo, Kilómetro 22 de la Autopista Duarte y Los Alcarrizos.
CIFRAS
CASOS

Preocupados.
Habitantes de las localidades Villa Paraíso, Nuevo Amanecer y Eduardo Brito, sectores ribereños del arroyo, han manifestado su preocupación por estar expuestos a inundaciones de esta corriente superficial de agua.
Problema de suelo La problemática principal de las zonas afectadas por el Arroyo Lebrón es que no hay un adecuado uso de suelo, por lo que existe asentamiento de personas en desniveles de la superficie del terreno y en la llanura de inundación del mencionado cauce, teniendo como resultado el constante caso de familias amenazadas por las inundaciones.