viernes, 30 de agosto de 2019

Carlos Amarante Baret se convirtió ayer en el primer precandidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que renuncia a sus aspiraciones, debido a lo que calificó como desigualdades internas que se viven en la organización política gobernante.
Amarante Baret, integrante del “Grupo de los Seis” del sector del presidente Danilo Medina, explicó a través de un video que basó su decisión en el hecho de que en el PLD se ha creado en el último tiempo una gran desigualdad interna, básicamente en los aspectos organizativos y financieros.
“Se ha generado una desigualdad que no estoy dispuesto a tolerar, pues se están utilizando influencias políticas desde sectores ubicados en el Estado hasta el último minuto, sin pruritos. Han entrado en escena poderes que influyen en forma trascendental en aspectos en los que no estoy dispuesto a tranzar”, afirmó.
En un discurso al país, el exministro de Educación y de Interior y Policía consideró que la democracia se basa en elecciones libres y transparentes, pero que no hay una real democracia si no se complementa con valores, participación y una cultura democrática.
Cambian reglas de juego
Amarante Baret integraba parte del grupo de precandidatos presidenciales danilistas junto a Reinaldo Pared Pérez, Francisco Domínguez Brito, Andrés Navarro, Temístocles Montás y Radhamés Segura, quienes acordaron realizar una encuesta el próximo mes, para apoyar a quien resultara ganador y enfrentar al expresidente Leonel Fernández en las primarias del 6 de octubre.
Pero las reglas de juego cambiaron cuando el 10 de este mes también se inscribió como precandidato el renunciante ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, que no ha sido sustituido por el presidente Medina.
Inclusive, Amarante Baret denunció el 13 de este mes que desde el Ministerio de Obras Públicas se utiliza todo el poder de esa dependencia estatal para amenazar a los alcaldes con no repararles ni asfaltarles las calles de sus municipios si expresan su apoyo a su precandidatura o a los demás aspirantes danilistas a la nominación presidencial del PLD.