viernes, 30 de agosto de 2019

Los residentes de Florida y Georgia se prepararon ayer jueves ante la inminente llegada de Dorian el lunes al sureste de Estados Unidos como un huracán de categoría 4, luego de haberse intensificado en el Atlántico sin ningún obstáculo en el camino.
Dorian, que actualmente tiene categoría 1, se convertirá hoy viernes “en un huracán de gran intensidad y continuará siendo extremadamente peligroso a lo largo del fin de semana”, según el Centro Nacional de Huracanes.
Los modelos de su trayectoria lo muestran llegando al sureste de Estados Unidos entre el lunes y el martes, aunque no se sabe adónde exactamente. Las proyecciones estiman que soplará entonces con vientos de 209 Km/hora, lo equivalente a categoría 4, de un máximo de 5.
En emergencia
El gobernador del Georgia, Brian Kemp, declaró el estado de emergencia en 12 condados de la costa, un día después de que el vecino estado de Florida hiciera lo mismo con toda su costa este.
Kemp dijo que la tormenta “tiene el potencial de producir impactos catastróficos en los ciudadanos” en toda la costa sureste del país.
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, insistió ayer en que todos los residentes deben estar preparados para recibir el impacto de un gran huracán.
“Todos los floridanos deben tener un plan. No esperen a que sea demasiado tarde”, escribió en Twitter.