jueves, 22 de agosto de 2019

Los Estados Unidos le hicieron una solicitud al Gobierno dominicano para la “extradición en contra del imputado nombrado César Emilio Peralta”, a un mes y pocos días de que su nombre saliera a relucir por el caso del pelotero David Ortiz.
La solicitud fue hecha el 16 de julio de 2019 y en la misma se define a César Emilio Peralta como “líder de una organización de crimen organizado transnacional que desde hace varios años se dedica al tráfico de narcóticos ilícitos y al lavado de activos”.
El nombre de “El abusador” comenzó a conocerse en la opinión pública nacional luego del suceso ocurrido el pasado domingo 11 de junio en el Bar Dial, en el que el expelotero de las Grandes Ligas, David Ortiz, fue herido de bala.
En cuanto a los cargos que recaen sobre “El abusador” están los de conspiración para importar hacia el territorio de los Estados Unidos, un kilogramo o más de una mezcla que contenía heroína, cinco kilogramos o más de una mezcla detectable de cocaína, así como la posesión de esta última droga.
Los datos están contenidos en la solicitud de medida de coerción depositada por el Ministerio Público al juzgado de atención permanente que, en primer término, conocerá el caso. LISTÍN DIARIO ha tenido acceso al documento depositado en la corte.
El nombre de Peralta surgió desde la misma noche en la que Ortiz fue baleado en Santo Domingo Este. De hecho, un vídeo suyo caminando en las afueras de la Clínica Abel González, donde el "Big Papi" era atendido, circuló con mucha insistencia en redes sociales aquellos días.
Posterior a esto, Peralta negó en redes sociales que tuviera alguna vinculación con el atentado sufrido por el pelotero y dijo que ellos eran como hermanos ya que vivían en el mismo edificio en Santo Domingo.
Las autoridades dominicanas negaron que el disparo contra Ortiz tuviera la intención de quitarle la vida y señalaron que se trató de una confusión, y que el objetivo del ataque era un individuo llamando Sixto David Fernández, un hombre que estaba compartiendo con David Ortiz esa noche.
El proceso sigue bajo investigación y los principales acusados guardan prisión preventiva