martes, 2 de julio de 2019

Diputados de la facción del gobernante del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que lidera el expresidente Leonel Fernández, se pronunciaron nueva vez molestos debido a que el Congreso Nacional lleva más de una semana rodeado de fuerzas militares y policiales, calificando la acción como un paso previo al sometimiento de un proyecto de ley de reforma constitucional.
Así lo expresaron en un comunicado emitido a los medios de comunicación y leído por el diputado Henry Merán, el cual fue respaldado por todos los legisladores de esa facción leonelistas.
Estos se declararon en sesión permanente para impedir una modificación que permita la habilitación para un tercer mandato del presidente Danilo Medina.
A continuación texto íntegro: 
Nosotros, diputados y diputadas de la República le comunicamos al país que de manera ilegal y anti democrática, por más de una semana, el Congreso Nacional se ha mantenido secuestrado, ocupado por fuerzas militares y policiales, como paso previo al sometimiento de un proyecto de ley que iniciaría una fraudulenta y comprada reforma constitucional.
La República Dominicana, de conformidad con nuestra Carta Magna, es un estado social, democrático y de derecho donde rige el principio de separación de poderes. Cada poder tiene determinado en la Constitución sus atribuciones.
En ese sentido, el artículo 128 de nuestra Ley Fundamental establece que el presidente de la República es la autoridad suprema de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los demás cuerpos de seguridad del Estado.
Por tanto, la militarización del Congreso Nacional no ha podido realizarse sin la autorización expresa del Poder Ejecutivo.
En la actualidad, no existen circunstancias que puedan afectar la seguridad de la Nación o sus instituciones como es el Congreso Nacional, por ello, las facultades ordinarias para su protección resultan más que suficientes.
Por tanto, es violatorio a la Constitución que el Poder Ejecutivo utilice atribuciones excepcionales en situaciones ordinarias y socavar los sagrados principios de división e independencia de los Poderes Públicos.
Es imperativo hacerle un llamado al presidente de la República , Danilo Medina, para que ordene el retiro inmediato de la tropas militares y policiales que ocupan y rodean el Congreso Nacional, a los fines de que, este primer Poder del Estado pueda ejercer a plenitud, con libertad y sin coacción del Poder Ejecutivo, las funciones que en democracia le corresponden, de conformidad con la Constitución de la República .
Cabe reiterar, que los legisladores y legisladoras no estamos ligados por mandato imperativo, actuamos siempre con apego al sagrado deber de representación del pueblo dominicano que nos eligió , ante el cual debemos rendir cuentas.
En tal virtud, le anunciamos al pueblo dominicano que legítimamente representamos, que hoy la democracia dominicana esté de luto y que mientras se  mantenga el secuestro militar y policial del Congreso Nacional, no participaremos votando en las sesiones que se celebren en la Cámara de Diputados de la República por no existir las condiciones fundamentales que nos permita ejercer libre y democráticamente nuestras atribuciones constitucionales.
Hoy más que nunca, en la defensa de la Constitución , más firmeza y compromiso!!!