viernes, 14 de junio de 2019

Las autoridades de frontera de Bahamas y Turcos y Caicos con la asistencia de la Guardia Costera de Estados Unidos interceptaron este jueves una embarcación con alrededor de 200 migrantes haitianos al suroeste de Inagua (Bahamas).
Todos ellos fueron detenidos y llevados a tierra firme, indicaron los organismos de salvamento de Bahamas.
El aviso y el avistamiento de la embarcación de madera fue recibida inicialmente por la Guardia Costera de Estados Unidos.
Todos serán repatriados a Haití en los próximos días.
Los haitianos huyen de su país tras agravarse la crisis política y económica, con la inflación más alta en once años.
Este jueves, el presidente de Haití, Jovenel Moise, cuya dimisión es reclamada desde hace meses por un sector de la población, llamó a la población al diálogo y a la calma, previo a las manifestaciones convocadas en los alrededores del Palacio Nacional.
Haití atraviesa desde el domingo por una nueva escalada de violencia y protestas, que ha dejado varios muertos, entre ellos el periodista Pétion Rospide, de la Radio Sin Fin, quien fue asesinado en Puerto Príncipe el lunes por desconocidos que se desplazaban en una motocicleta.
La interceptación de este jueves se suma al rescate, el 9 de junio, que llevó a cabo un crucero de una pequeña embarcación varada en el mar con un grupo de pescadores haitianos a bordo.
Además, el 1 de abril unas 15 personas murieron y otras 14 más fueron rescatadas con vida tras el naufragio de un grupo de haitianos que viajaban en un barco y que volcó en West Caicos, una isla inhabitada del archipiélago de Turcos y Caicos.
Y en febrero otros 100 ciudadanos haitianos fueron repatriados desde Bahamas un día después de que se levantara la suspensión temporal de deportación de inmigrantes ilegales hacia ese territorio caribeño.