viernes, 10 de mayo de 2019

El historial de pacientes fallecidos por intervenciones quirúrgicas en el Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada (CIPLA) va más allá de la reciente muerte de de la señora Altagracia Díaz, y se remonta al año 2013 cuando fue cerrado por las autoridades luego del deceso de tres mujeres en menos de un mes.
Así fue revelado en un reportaje realizado para entonces para el programa de investigación periodística El Informe, que produce y conduce la periodista Alicia Ortega, en el cual cita como víctimas mortales del bisturí a Aidé Frías, Aida Peña y Altagracia Mejía, en un período comprendido entre el 27 de mayo y el 14 de junio de dicho año.
En su reportaje, reproducido también por el digital Acento.com.do, menciona que los profesionales a cargo de los procedimientos quirúrgicos que terminaron en pérdidas de vidas fueron los cirujanos Franklin de Jesús y Wilfredo Rodríguez Peña, de dicho centro ubicado en en la Pedro Henríquez Ureña próximo a la Alma Máter.
En el caso del más reciente caso en el que murió Altagracia Díaz, madre de la Instagramer Yatnna Rivera, se trató de profesional de la medicina Héctor Cabral, director y propietario de CIPLA quien logró llegar a un acuerdo en el 2013 con las autoridades de Salud Pública para reabrir y ofrecer los servicios “especializados”, según el reportaje de la comunicadora.
LEA TAMBIÉN: Conozca la historia de una dominicana que viajó escondida de su familia para hacerse su cuarta cirugía plástica y murió, dejando dos niños sin mamá
¿Cómo ocurrieron los hechos? En el desarrollo del reportaje en El Informe, familiares de Aidé Frías, quien llegó de Estados Unidos para esos fines, atribuyeron su muerte a una supuesta mala práctica médica por parte del médico De Jesús, quien alegadamente sabía que la paciente sufría de asma e hipertensión.
Severiano Frías, padre de Aidé, dijo además que en el lugar no existe sala de cuidados intensivos para dar respuesta en una eventual situación médica post quirúrgica.
En tanto que en el caso de Peña, conforme narra el historial del reportaje de El Informe, llegó también de EEUU con el único objetivo de colocarse unos implantes, pero supuestamente el doctor De Jesús la convenció para que también se realizara una abdominoplastía. A esta paciente se el médico le atribuyó ser falcémica.
Por último, Altagracia Mejía, sometida a un procedimiento de dos cirugía estéticas por el doctor Wilfredo Rodríguez, según dicho reportaje, falleció también en el centro de salud tras regresar de Suiza para ponerse en manos del galeno el 14 de junio del 2013.
Pero por si esto fuera poco, también está en el historial del centro de salud la señora Francia Filpo, quien padece problemas del habla y una parálisis parcial que la ha relegado a auxiliarse de una andador para desplazarse, luego de que esta dominico-estadounidense fuera sometida en 2010 por Franklin de Jesús, según reseña El Informe.
Las condiciones inadecuadas como la falta de esterilización de equipos, filtraciones en los quirófanos, ausencia de protocolo de bioseguridad y otros, fueron las causas principales del cierra del CIPLA el 16 de junio del 2013, por el Ministerio de Salud Pública.