jueves, 9 de mayo de 2019

Congresistas del partido Demócrata de EE.UU. denunciaron ayer que por “venganzas personales contra Puerto Rico” el presidente Donald Trump tiene en el limbo ayudas federales para desastres, incluidas las ocasionadas por el huracán Michael en Florida en octubre pasado.
Los congresistas Debbie Wasserman Schultz y Darren Soto denunciaron en una conferencia telefónica las condiciones de devastación que persisten en el noroeste de Florida, horas antes de la visita del presidente en el área devastada por el ciclón, en el noroeste del estado.
Los legisladores señalaron que ello se mantiene desde hace siete meses, cuando el potente Michael arrasó el Panhandle de Florida con la categoría mayor de escala Saffir-Simpson, de un total de cinco. “El presidente Trump está dispuesto a sacrificar una gran cantidad de ayuda para desastres para promover su venganza personal contra Puerto Rico”, expresó el demócrata Darren Soto. El republicano, que anoche tenía previsto un mitin político en la floridana Panamá City, visita la base de la Fuerza Aérea Tyndall, una de las edificaciones que sufrió el impacto del huracán, que causó un total de 16 muertes directas en el país y daños por 25,000 millones de dólares, la mayoría en Florida. “La conclusión aquí es que el Panhandle de Florida no necesita un mitin político”, manifestó por su parte la también demócrata Wasserman Schultz.