jueves, 9 de mayo de 2019

Fue condenado a 30 años de cárcel Martín Batista Ogando, el hombre hallado culpable de asesinar a su expareja Geraldine Sánchez Baldera, hecho ocurrido en la urbanización Galá, un sector del Distrito Nacional, en noviembre de 2017.
La pena deberá ser cumplida en la cárcel del 15 de Azua, de acuerdo a lo ordenado por los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, presidido por la magistrada Gisselle Méndez.
Lea también: Muerte de Geraldine fue accidente, dice el imputado
Geraldine Sánchez fue ultimada de un tiro en la cabeza por Batista Ogando, en noviembre de 2017, en la calle Gardenias esquina Primavera, del sector Galá. Batista Ogando llegó en una yipeta al lugar de trabajo de Geraldine Sánchez a llevarle dinero y artículos para el hijo de ambos. Entre ambos hubo una discusión, ocasión en la que el agresor le disparó en la cabeza a la víctima.
En relación a la condena, el padre de la hoy occisa, Elpidio Sánchez indicó que “desde el día que comenzamos este problema, la justicia ha estado a favor de nosotros todo el tiempo, gracias por la justicia que se ha hecho en este país”.
En tanto que el abogado de Batista Ogando, quien había solicitado una condena de 15 años de prisión, expresó que apelarán a la decisión del Primer Tribunal Colegiado.