lunes, 8 de abril de 2019

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Henry Molina Peña  consideró hoy lunes que el Poder Judicial tiene que ser garante de derechos y de la implantación justa de la leyes.
Sostuvo que la justicia necesita del gobierno, el Congreso, la academia, la sociedad civil, los medios de comunicación y la sociedad dominicana, tras señalar que la justicia es el poder de los que no tienen poder.
Molina Peña motivó a los jueces a enfrentar juntos los desafíos e invitarlo a hacer de la justicia un derecho, un servicio y a honrarla con dedicación, eficacia y sentido del deber.
Destacó como principales desafío la mora judicial, las garantías de acceso a la justicia de las mujeres víctimas de violencia, de los niños y adolescentes, de las personas con discapacidad y de los empobrecidos.
El presidente de la Suprema habló en esos términos, en el acto donde fue posesionado por los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, encabezado por el presidente del Senado, Reynaldo Pared Pérez, el procurador general de la República, Jean Rodríguez, el presidente de la Cámara de Diputado, Radhamés Camacho y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal.