viernes, 12 de abril de 2019

Dificultades técnicas presentadas por un equipo instalado a orillas del mar Caribe, frente al kilómetro 19 de la autopista Las Américas, impidieron ayer la extracción del vehículo dónde se presume se accidentó la pareja  de estadounidenses, Portia Ravenelle y Orlando Moore.
En el lugar se encontraban miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), de la Policía Nacional, y agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesset).
Los representantes de la Digesset llevaron una grúa, pero el cable disponible para hacer el enganchar del vehículo, y subirlo al aparato, era muy corto.
También dificultó el proceso el hecho de que no se pudo bajar el cable hacia los arrecifes, desde el borde de la autopista. Luego de haber coordinado la logística y llegar a la conclusión de que no sería posible utilizar la grúa ya instalada, oficiales del Dicrim decidieron contratar otra unidad de una compañía privada, cuyo gancho no podía bajar lo suficiente hasta alcanzar el carro. Después de varios intentos, las autoridades decidieron llevarse el aparato para colocarle un cable con capacidad para descender más profundo.