miércoles, 6 de marzo de 2019



El expresidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario Márquez, catalogó como un acto de “intolerancia y persecución” el cuestionamiento realizado por el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, durante la evaluación de desempeño de la jueza Miriam Germán Brito en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).
Al ser cuestionado sobre si consideraba que el Estado aplicaba una política de intolerancia hacia los disidentes del actual gobierno, Rosario afirmó que sí usando el caso de la jueza como un claro ejemplo ello.
“Se trató de una acción de retaliación e intolerancia dirigida contra ella en función de la opiniones que había expresado sobre temas puntuales en lo que es el manejo de la política de persecución criminal, muy específicamente en lo que tiene que ver en la lucha contra la corrupción”, explicó el exfuncionario.
Añadió que considera como un acto de irresponsabilidad por parte del CNM que durante esa audiencia se utilizaran documentos anónimos, lo que representa una clara violación pública de los procedimientos y reglamentos establecidos para esa entidad.
“Cuando el procurador dijo que se trataba de un documento anónimo, inmediatamente debió ser detenido a razón de que el reglamento lo prohíbe”, sostuvo.
Asimismo, dijo que el CNM le debe una explicación al país de por qué sus reglamentos fueron vulnerados, y que de no hacerlo así sus decisiones quedaran deslegitimadas.
Las afirmaciones de Rosario Márquez fueron expresadas durante una entrevista en el programa Hoy Mismo que se difunde por Color Visión, canal 9.