viernes, 15 de marzo de 2019

El gobierno dominicano llamó a los productores y juntas de riesgo a no iniciar una nueva siembra hasta tanto se les informe que tienen el agua garantizada.
Ante la sequía que afecta al país y toda el área del Caribe, el presidente Danilo Medina se reunió en la tarde de ayer con los responsables de instituciones que tienen que ver con los recursos hídricos y meteorológicos, para recibir las más recientes informaciones sobre la situación y reforzar las medidas.
Olgo Fernández, director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), informó que la zona del Bajo Yaque está en crisis, ya que la presa de Tavera-Bao-López Angostura se encuentra en una “situación de monitoreo” para garantizar que pueda salir la cosecha de arroz de Mao, provincia Valverde.
Limitaciones para riego
“Tenemos limitaciones en varios embalses para riego, por eso estamos llamando la atención a los responsables de la junta de regante para que inmediatamente recojan su cosecha, no inicien una nueva cosecha hasta tanto las autoridades les autoricen que tienen el agua garantizada”, dijo Fernández.
Mientras el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, anunció que el país tiene una proyección de que se perderán 26,000 tareas de arroz producto de la sequía, pero “las tres calientes” están aseguradas.
“No va a faltar arroz al pueblo dominicano, no va a faltar plátano, pollo, huevo, yuca, el pueblo dominicano tiene que saber que la comida está asegurada”, expresó Benítez.
Muerte de ganado
Dijo que el informe que tiene el Estado es que la sequía ha provocado la muerte de 1,300 cabezas de ganado y “se van a morir otros animales”.  La aridez, según las predicciones del gobierno, incidirá en el país hasta mayo, siendo los meses de marzo, abril y mitad del mes de mayo donde se agudizará la situación que ya ha afectado el 95% de la población.
Aunque sostuvieron que el agua de consumo humano está garantizada, ya que en los embalses existen 570 millones de metros cúbicos de agua, llamaron a la población a racionarla.