martes, 4 de diciembre de 2018

INTERNACIONAL
PANAMÁ. El presidente chino, Xi Jinping, manifestó hoy en Panamá su intención de construir una economía mundial “abierta” y luchar contra el “proteccionismo”, luego de que el pasado sábado acordara un tregua en la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos.

El gobernante chino compareció tras reunirse con su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, y dijo que ambos convinieron “enfrentar articuladamente los retos del proteccionismo, promover la liberación del comercio y las inversiones e impulsar la construcción de una economía mundial abierta”.

Xi, de visita oficial en Panamá, cenó el pasado sábado en Buenos Aires con el presidente estadounidense, Donald Trump, con el que acordó no aplicar aranceles adicionales a partir del 1 de enero.

Se trata del primer viaje oficial de un mandatario chino a Panamá después de que el país centroamericano estableciera relaciones diplomáticas con China en junio de 2017 y rompiera las que mantenía hasta entonces con Taiwán, a la que Pekín considera una provincia rebelde.
Xi indicó que “en tan solo un año y medio las relaciones bilaterales (entre Panamá y China) han tenido un despegue fuerte” y que “tienen por delante oportunidades históricas”.

“Convenimos en combinar la estrategia logística 2030 de Panamá de desarrollo y la iniciativa de ‘La Franja y la Ruta’ de China para promover la cooperación sustancial”, agregó.

El objetivo de la iniciativa china, a la que también se conoce como “La Nueva Ruta de la Seda” y a la que ya se han adherido más de 70 países, es crear una red de infraestructuras por los cinco continentes que permita a China distribuir sus productos y conseguir las materias primas que requiere su industria.

El presidente panameño, por su parte, aseguró que la visita de Xi “consolida a nuestro país como brazo comercial y puerta de entrada de China hacia América Latina” y dijo que la Nueva Ruta de la Seda “promueve el desarrollo común de la humanidad” y en ella “convergen los intereses y las necesidades de muchas naciones de la región y del mundo”.

“Respaldamos esta iniciativa con la visión de reconocer la necesidad de un mundo más conectado, donde nuestro país (...) jugará un papel de primera línea”, añadió Varela.
La visita del mandatario chino se produce en momentos en que el gigante asiático busca ampliar su influencia en América Latina, una región que históricamente ha estado bajo el paraguas de Estados Unidos.

Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas, China ha aumentado su presencia en Panamá y sus empresas se han adjudicado multimillonarios contratos para construir un kilométrico puente sobre el Canal de Panamá, un centro de convenciones y una terminal de cruceros.

China, con quien Panamá negocia un tratado de libre comercio (TLC), ya tenía una importante presencia en el país centroamericano antes del establecimiento de relaciones, pues es el segundo usuario del canal interoceánico, detrás de Estados Unidos, y el primer proveedor de la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del hemisferio, ubicada en el Caribe panameño.
 
 
FUENTE:  DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario