lunes, 10 de diciembre de 2018

NACIONAL
Los elevados pagos por “peaje sombra” en que debe incurrir el Estado dominicano para subsidiar el costo por la circulación a través de la carretera Juan Pablo II de la compañía Autopistas del Nordeste ha llamado la atención de diversos sectores de la sociedad que entienden que debe cesar el contrato, al que a este año se le adeuda RD$16,000 millones.

Dos resoluciones sometidas ante el Senado y la Cámara de Diputados solicita al presidente de la República, Danilo Medina, explican la necesidad de la revisión del contrato con la empresa Autopistas del Nordeste “ya que en cuatro años de operaciones, desde el 2012 al 2015, el Estado dominicano ha pagado el costo de construcción de la referida vía, más los ingresos cobrados por el uso de la vía a los usuarios”.

Las iniciativas formuladas por el diputado Ricardo Contreras y el senador Prim Pujals, ambos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), explican que el contrato de concesión y construcción de la autopista Santo Domingo -Molinillo- Samaná como parte de un proyecto del desarrollo turístico de los atractivos del Nordeste “evidencia condiciones que deben ser revisadas en cuanto a los accesos y pasos a desnivel”.

Contreras advierte que la falta de los pasos a desnivel en la carretera Monte Plata – Bayaguana y en la que se extiende desde Sabana a Gonzalo “han provocado numerosos accidentes y dificulta el tránsito entre los usuarios de dichas vías”.

En la petición del diputado Contreras denuncia además que el acceso a la carretera Monte Plata – Antón – Sánchez nunca fue terminado por lo que estas comunidades no tienen acceso a la autovía del Nordeste.

Dentro del proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el año 2019, aprobado ya en el Senado, se contemplan RD$3,566,9 millones para el pago de “peaje sombra”.
De acuerdo con la información detallada en la resolución sometida por Pujals, en el año 2012 se destinaron RD$1,838.2 millones, en 2013 RD$1,339.2 millones, en 2014 RD$2,272.1 millones, en el 2015 RD$2,500 millones y en el 2016 un total de 2,836.4 millones por este concepto.
Los elevados pagos por “peaje sombra” en que debe incurrir el Estado dominicano para subsidiar el costo por la circulación a través de la carretera Juan Pablo II de la compañía Autopistas del Nordeste ha llamado la atención de diversos sectores de la sociedad que entienden que debe cesar el contrato, al que a este año se le adeuda RD$16,000 millones.

Dos resoluciones sometidas ante el Senado y la Cámara de Diputados solicita al presidente de la República, Danilo Medina, explican la necesidad de la revisión del contrato con la empresa Autopistas del Nordeste “ya que, en cuatro años de operaciones, desde el 2012 al 2015, el Estado dominicano ha pagado el costo de construcción de la referida vía, más los ingresos cobrados por el uso de la vía a los usuarios”.

Las iniciativas formuladas por el diputado Ricardo Contreras, y el senador Prim Pujals, ambos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), explican que el contrato de concesión y construcción de la autopista Santo Domingo –Molinillo- Samaná como parte de un proyecto del desarrollo turístico de los atractivos del Nordeste “evidencia condiciones que deben ser revisadas en cuanto a los accesos y pasos a desnivel”.

Además, Contreras advierte que la falta de los pasos a desnivel en la carretera Monte Plata – Bayaguana y en la que se extiende desde Sabana a Gonzalo “han provocado numerosos accidentes y dificulta el tránsito entre los usuarios de dichas vías”.

En la petición del diputado Contreras denuncia además que el acceso a la carretera Monte Plata – Antón – Sánchez nunca fue terminado por lo que dichas comunidades no tienen acceso a la autovía del Nordeste.

Dentro del proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el año 2019, aprobado ya en el Senado, se contemplan RD$3,566,9 millones de pesos para el pago de “peaje sombra” de la carretera Santo Domingo – Samaná.

De acuerdo con la información detallada en la resolución sometida por Pujals en el año 2012 se destinaron RD$1,838.2 millones, en 2013 RD$1,339.2 millones, en 2014 RD$2,272.1 millones, en el 2015 RD$2,500 millones y en el 2016 un total de 2,836.4 millones por el mismo concepto.
Estas cifras superan la inversión inicial de la carretera de US$125.5 millones de dólares de acuerdo al contrato firmado en 2001 entre el entonces secretario de Estado de Obras Públicas y Comunicaciones, Miguel Vargas Maldonado, y el presidente de la compañía Autopistas del Nordeste, Luis Fernando Jaramillo Correa, de nacionalidad colombiana.

La carretera cuenta con tres estaciones de peaje en las cuales se deben hacer pagos por RD$59, RD$189 y RD$222 para transitar a través de ésta, tanto de ida como al regreso.

“Aislamiento” de la zona
La resolución sometida por el senador Prim Pujals pide la rescisión del contrato entre el Estado y Autopistas del Nordeste “a fin de que la situación de aislamiento progresivo de la zona se revierta y que prosiga el desarrollo y el progreso de toda la región, acordando una tarifa que facilite el tránsito hacia la provincia de Samaná y las comunidades aledañas”. El legislador sostiene que los pagos del peaje han alejado a potenciales visitantes.
 
FUENTE: DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario