viernes, 9 de noviembre de 2018

NACIONAL
San Juan de la Maguana
Aunque desde las esferas gubernamentales hay muchas expectativas con el resultado de la visita del presidente Danilo Medina a China, el obispo José Dolores Grullón Estrella advierte que el país no puede hacerse muchas ilusiones con los chinos, porque “no regalan su dinero, no tienen vocación de colaboración y son muy exigentes”.

Grullón Estrella afirma que los chinos no regalan, prestan dinero siempre a cambio, “si ellos ven que un gobierno se retrasa en los pagos reclaman que le entreguen un puerto, un aeropuerto o cualquier otra cosa que genera dinero, lo piden por muchos años, hasta por 100 años”.

El obispo de la diócesis de Azua, San Juan y Elías Piña lamentó que el país rompiera relaciones diplomáticas con Taiwán, nación que hizo muchas donaciones al país de manera desinteresada, en 70 años de relaciones diplomáticas.

El Gobierno dominicano rompió relaciones con Taiwán en mayo pasado, para establecer intercambios diplomáticos con China.

Precisamente la madrugada de ayer el presidente Danilo Medina retornó de una gira en la nación asiática, donde fue recibido por el presidente Xi Jinping, funcionarios del Gobierno y empresarios.
Grullón Estrella, refiriéndose a los chinos dijo: “Fíjate una cosa, este municipio ha sido invadido por chinos, ya aquí hay decenas de negocios de chinos, que han provocado el cierre de establecimientos propiedad de dominicanos por la competencia desleal, vendiendo artículos bonitos, pero de mala calidad, que a los tres meses quienes los compran tienen que botarlos”.

Para Grullón Estrella, los sanjuaneros no se están beneficiando con la presencia china en este municipio, porque ellos vienen y se instalan, traen sus empleados, y quienes no los traen, cuando los negocios aumentan las demandas, entonces los importan.

Juegos de azar. En otro orden, el sacerdote calificó de penoso y preocupante que los principales promotores de los juegos de azar en el país, hoy sean senadores y diputados, controlando o tratando de controlar el primer poder del Estado.

A su juicio en pocos países del continente los promotores, los dueños de consorcios de juegos de azar, sean senadores y diputados, para controlar e influenciar en la aprobación de leyes que favorezcan ese engaño a los incautos.

“Y todas esas cosas, esos juegos que sangran las pobres economías de los más pobres, influenciados por una profusa campaña publicitaria diciéndoles que con 100 pesos pueden sacarse 25, 30 y 50 millones de pesos se produce, porque en este país no existe régimen de consecuencia, no se aplican las leyes a quienes las violan”, afirmó.

El obispo también se refirió al devenir de la educación dominicana, al valorar como positivas varias medidas dispuestas por el ministro de Educación, Andrés Navarro.
Pero advierte que si las madres y los directores de escuelas no se involucran de manera responsable el país seguirá reportando baja calidad.

FUENTE: PERIODOCO HOY

0 comentarios:

Publicar un comentario