jueves, 1 de noviembre de 2018

NACIONAL
El presidente chileno Sebastián Piñera dio a conocer los principales aspectos que tendrá la reforma de pensiones en su país, el mayor proyecto que contempla aprobar el Gobierno.

Entre los principales aspectos se aumenta la tasa de cotización hasta un 14%, se amplía el Pilar Solidario para las pensiones de personas más vulnerables y se da más competencia al sistema.
Según una minuta del Gobierno, entre las 10 claves de la reforma -que tendrá un costo fiscal anual de US$3.500 millones en régimen, está la de que las pensiones de los trabajadores jóvenes subirán un 40%.

La tasa de cotización para pensiones subirá gradualmente en 4 puntos porcentuales, desde 10% a 14% de las remuneraciones y rentas imponibles. El aumento será de cargo del empleador.
Como resultado se espera que las pensiones futuras autofinanciadas aumentarán en más de un 40% para los trabajadores más jóvenes. Los trabajadores más jóvenes, pues, podrán ahorrar el 4% adicional por más tiempo.

Otra clave es que subirán de inmediato las pensiones de 1.481.000 pensionados que actualmente reciben beneficios del Pilar Solidario, de los cuales 62% son mujeres.
Asimismo, cada cinco años, en la fecha de su cumpleaños, subirá la pensión de los beneficiarios del Pilar Solidario.

Igualmente, los pensionados con retiro programado que reciban beneficios del Pilar Solidario tendrán garantizado el monto de su pensión total.

Quienes, desde la vigencia de la ley, se pensionen por vejez en el Pilar Solidario con la modalidad de retiro programado, recibirán una pensión total de por vida igual al monto de la pensión que financien con su propio ahorro más el Aporte Previsional Solidario que corresponda.
El proyecto de ley establece que los pensionados de clase media recibirán un aporte adicional del Estado, que mejorará su pensión.

Las mujeres pensionadas de la clase media recibirán, además del Aporte Adicional para la Clase Media, otro aporte especial para ellas, que mejorará aún más su pensión.
Igualmente, los adultos mayores de 65 años que, por estar en estado de dependencia funcional severa, necesiten ayuda de terceros para desarrollar las actividades de la vida diaria (más de 100.000 actualmente), recibirán un suplemento especial a su pensión.
Los trabajadores serán dueños de sus cotizaciones y podrán elegir quien les administre el 4% adicional que aportará el empleador.

Quienes sigan trabajando y cotizando después de la edad legal de pensión, recibirán pensiones más altas y, además, podrán disponer libremente de parte del mayor ahorro que acumulen.
A quienes sigan trabajando y cotizando después de la edad legal de pensión, se autoriza a retirar parte del mayor ahorro que acumulen. Las administradoras podrán compartir sus utilidades con los afiliados.

Se autoriza a todas las administradoras a ofrecer a sus afiliados descuentos de comisiones según el tiempo que ellos permanezcan en la administradora.
 
FUENTE: PERIODICO HOY

0 comentarios:

Publicar un comentario