sábado, 3 de noviembre de 2018

NACIONAL
SANTO DOMINGO. Familiares, amigos y allegados a personas sepultadas en distintos cementerios de Santo Domingo y el Distrito Nacional acudieron desde primeras horas de ayer a visitar y remozar las tumbas de sus seres queridos en ocasión de conmemorarse este viernes el Día de los Fieles Difuntos.

En el cementerio Cristo Redentor fueron evidentes las muestras de dolor de quienes acudían a ver la última morada de sus parientes, mientras que otros decían estar resignados con sus pérdidas.
En ese campo santo, Yakaira Lorenzo y su madre Deisi Sánchez acudieron por cuarta ocasión para esta fecha a recordar a Máximo Lorenzo, padre y esposo, respectivamente, quien falleció el 9 de junio de 2014 por complicaciones relacionadas con la diabetes.

Ambas mujeres dicen que acostumbran a visitar el lugar en familia para sus cumpleaños, día de los padres y esta fecha, aunque frecuentemente organizan encuentros en la tumba.
En tanto, Ramona Rosario, junto a otros familiares, con lágrimas en los ojos, quita hierbas, coloca flores y pinta la tumba de su hijo Brian Aquino, de 21 años, quien murió hace tres años en un incidente ocurrido en un centro de diversión del municipio de Pantoja.

Dice que a pesar de que ha pasado el tiempo sus heridas no han cerrado y continúa recordándole como si aun estuviera vivo.

Una escena parecida protagonizó Santa Isabel Sección, quien acudió en horas de la mañana desde el Ensanche Altagracia del sector de Herrera a visitar la tumba de su padre, quien murió hace nueve años.

Los entornos de los cementerios lucían activos en la venta de flores, velones y otros artículos que normalmente se comercializan.
 
FUENTE: DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario