viernes, 9 de noviembre de 2018

NACIONAL
De acuerdo con los jueces del Tribunal que dictó la sentencia, ellos pudieron comprobar que en agosto del 2017, Marlin le dijo a su hijo Marlon que si él fue hombre para “agraviar a esa muchacha”, lo fuera también para resolver su problema, y que lo resolviera “rápido”.

Que el 19 del mismo mes fue a la casa de Emely, en Cenoví, para que la acompañara a llenar unos papeles, y luego la llevó a casa de María Balbina (Liberata) y allí le hizo una prueba de embarazo que dio positivo.

El día 21 le dio RD$6,000 a la madre de Emely para que la llevara a una consulta ginecológica que ella (Marlin) había agendado con la doctora Anne Lissette, en el Centro Médico Nacional de SFM.
El 23 viajó temprano a la Capital y regresó el mismo día; habló con Genaro Peguero, padre de Emely, quien le comunicó que su hija estaba desaparecida.

Ese mismo día su hijo Marlon le confesó lo que había sucedido con Emely; ella contactó a su hermano Henry Martínez y a Bolívar Ureña, le contó que Marlon había discutido con su novia y que esta se había golpeado en la cabeza y murió, y les pidió ayuda para esconder el cadáver.
Su hermano Henry le dijo que entregara el cadáver y a su hijo, pero Marlin no quiso. Buscaron el cadáver que estaba próximo a una finca, lo llevaron al almacén de la misma, y allí amanecieron todos.

El 24, Marlin fue a su apartamento y le dijo al seguridad que la novia de su hijo estaba desaparecida, y este le dijo que Marlon había estado allí el día anterior (23) con Emely y le pidió que no le dijera nada a ella. La invitó a ver el vídeo de la cámara de seguridad donde se ve a Marlon llegar con Emely y luego salir solo “cargando un saco”.

FUENTE: PERIODICO HOY

0 comentarios:

Publicar un comentario