miércoles, 31 de octubre de 2018

NACIONAL
Santiago
La normalidad retornó ayer a la región del Cibao, luego de un paro de 24 horas en reclamo de un pliego de reivindicaciones que dejó tres personas heridas de bala, cerca de 60 detenidas y varios negocios saqueados.

Mientras comerciantes dicen que cerraron sus puertas por temor y que las pérdidas acumuladas por la paralización el primer día de esta semana son incuantificables.

La huelga convocada por la Coalición de Organizaciones Populares, Sindicales, Comunitarias, Sociales y Profesionales fue en protesta por el alza de los precios de los combustibles, para exigir la modificación de la ley de hidrocarburos, rebaja de los precios de los productos de primera necesidad, reparación de carreteras, caminos vecinales y otras conquistas.

La Cámara de Comercio y Producción de Santiago deploró ayer que se haya paralizado el transporte durante el paro que afectó a una parte de la región Norte y que con esa acción se haya detenido una parte importante de la actividad productiva. Asimismo, el presidente de la Asociación de Empresas del Centro Histórico de Santiago, José Octavio Reynoso, dijo que comerciantes fueron intimidados a través de pasquines para que no abrieran sus puertas el lunes, día que se desarrolló la huelga.
La Asociación Nacional de Productores de Huevos declaró que la paralización fue perjudicial para la avicultura y otras actividades productivas, porque el transporte se vio afectado y no pudieron trasladar las unidades de huevos de un lugar a otro, así como a Haití y más aún cuando se realizó lunes, día en que se efecúa el mercado binacional en Dajabón.

En Santiago, las calles lucían ayer taponadas de vehículos como es normal, los establecimientos comerciales que el lunes la mayoría cerraron sus puertas, las reaperturaron, incluso algunos lo hicieron antes del horario establecido correspondiente al de las 8:00 de la mañana.

CRITICAN LA PARALIZACIÓN

La Cámara de Comercio y Producción de Santiago deploró ayer que se haya paralizado el transporte durante el paro que afectó una parte de la región Norte y que con esa acción se haya detenido una parte importante de la actividad productiva. Según la Cámara de Comercio, lo que más necesita el país es trabajo y producción y que eso se detiene con los llamados a paro del transporte. La entidad que agrupa a la mayoría de empresas y negocios de Santiago, consideró como injustificable que finalizando el 2018, los empresarios del transporte paralicen sus labores.
 
FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario