martes, 30 de octubre de 2018

NACIONAL
SANTO DOMINGO. Factores como la inmigración, la extrema pobreza, las cárceles los pacientes de VIH y la adherencia a los tratamientos son los de mayor incidencia para que se mantengan los casos de tuberculosis en la República Dominicana y en Haití, de acuerdo con los informes de las autoridades sanitarias de los dos países.

En Dominicana, según las cifras oficiales, el pasado año fallecieron 204 personas por la enfermedad y se registraron 4,093 casos nuevos. No obstante, las autoridades dicen que la enfermedad se ha reducido en un 45% y que los nuevos casos obedecen al programa de búsqueda permanente que mantiene el programa contra la enfermedad.

Ayer fue el encuentro binacional entre República Dominicana y Haití, donde el director general de Programas de Salud de Haití, embajador Pavael Caldini Desprosiers, en representación del ministro de Salud de esa nación, y el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, analizan los avances de la “Estrategia Fin de la Tuberculosis” y lineamientos para el plan 2019-2021.

Entre las acciones conjuntas del plan figura seguir el acuerdo firmado por los ministerios de Salud de los dos países, que incluye la ejecución de prevención y control de tuberculosis, a través de metodología para enfrentar la enfermedad en la población migrante haitiana en República Dominicana, las experiencias exitosas para la detección y éxito en poblaciones vulnerables de ambas naciones, así como la actualización de los esquemas de tratamiento y documentos normativos a partir de un modelo integrado de acción para esa enfermedad y el VIH. A nivel mundial, cada año se diagnostican 9 millones de casos nuevos y mueren alrededor de 2 millones de personas.
 
FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario