jueves, 27 de septiembre de 2018

NACIONAL
Santo Domingo
República Dominicana es una media isla reconocida internacionalmente por sus hermosas playas. Pero el país es más que eso. Es cuna de impresionantes saltos y hermosas cascadas que deja admirados hasta al más indiferente ante la belleza natural. Algunos de estos atractivos son muy poco conocidos, y por ello a través de este reportaje le invitamos a visitarlos. Si tiene espíritu aventurero, anote estas recomendaciones.

1. Salto de Aguas Blancas: Visitar estas cascadas es una experiencia única. Acompañados de guías especializados nos aventuramos a hacer el senderismo hasta llegar al salto, o simplemente nos quedamos en el mirador y observamos el agua cristalina caer. Son consideradas las más impresionantes cascadas de todas Las Antillas, con unos 83 metros en caida y 1,680 metros sobre el nivel del mar.

2. Salto del Rodeo: Escondido en las Lomas de Blanco, Bonao, este salto se caracteriza por sus hermosas cascadas y el ruido que causan sus aguas. Es considerado como uno de los mayores atractivos turísticos del mundo, esto lo corroboran personas dedicadas a recorrer países diversos.

3. Salto La Jalda: Ubicado entre Miches y Sabana de la Mar, específicamente en Loma de Magua es considerado (no oficialmente) el salto más alto del Caribe, con unos 120 metros de altura. Llegar a él es una verdadera aventura. Se puede llegar a caminata, a caballo o en helicóptero. La excursión dura alrededor de cuatro horas y media a pie o dos y media a caballo.

4. Salto del Limón: Samaná. Es un espectacular salto de más de 40 metros de altura, con una hermosa piscina natural debajo. La cascada la componen tres salidas por las que desemboca el agua que se desliza por una sólida pared verduzca, producto de los cientos de helechos y la presencia de un alto nivel de humedad de la zona. El recorrido se puede hacer tanto a caballo como a pie, con una duración de cuarenta minutos apróximadamente, en un camino lleno de palmeras y cocoteros.
5. Salto Grande o Cascada Blanca, en El Seibo: Cinco cascadas que componen una catarata y le da la vuelta a la montaña La Herradura, para hacer un verdadero espectáculo. Cada cascada mide alrededor de unos 65 metros de caída libre. Se llega a este salto a través del río Seibo.

6. Monumento Natural Salto De Socoa: Este espectacular balneario ubicado en Monte Plata, es ideal para disfrutar en familia o junto a un grupo de amigos. Está rodeado del Parque Nacional de Los Haitises. Su cascada, de unos 20 metros de altura, desemboca en una piscina de aguas frías y cristalinas en la que se puede nadar.

7. Los Saltos de Jima: Es uno de los tesoros mejor guardados, el Monumento Natural Los Saltos de Jima, en Bonao, declarado aérea protegida en 2009. Gracias a su ubicación geográfica, goza de un clima agradable y un paisaje espectacular que lo hacen un destino ecoturístico por excelencia. Son 12 hermosas cascadas y balnearios, rodeados de una gran fauna y flora, que salen del río Jima.
8. Salto Alto de Bayaguana en Monte Plata: Está compuesto por tres bellos saltos que permanecen uno al lado del otro, donde te puedes pasar el día disfrutando de un baño en sus aguas o disfrutando del paisaje con la melodía del agua cayendo.

9. Charcos de los militares: Conocidos también como “Piscinas de Dios”, es un tesoro escondido de la naturaleza, ubicado en la comunidad Tubagua, por la Ruta Panóramica Santiago-Puerto Plata. Son tres cascadas azules, las cuales son un verdadero tesoro luego del largo camino a recorrer para llegar, viviendo toda una aventura. Es un lugar poco explorado.

10. Salto de los Bueyes o Salto Arroyo Grande: Ubicado en la provincia Espaillat, específicamente en la comunidad de Los Bueyes, en Villa Trina, es uno de los grandes atractivos de la zona. Sus aguas cristalinas te invitan a sumergirte en ellas. El río Arroyo Grande es que da la formación de esta impresionante caída.

11. Gran Salto Jimenoa 1, Jarabacoa: Existe una ligera confusión entre este salto y el de los puentes colgantes, ya que los dos salen del mismo río Jimenoa, por eso este salto lo han llamado de diferentes maneras, como el Gran Salto, Salto Jimenoa I, o el Salto sin Puentes. Formaciones rocosas en su lecho, la hermosa cascada, y la diversidad de plantas y animales que nutren su ecosistema son sus atractivos.

12. Salto de Jimenoa II: Este salto tiene una caída de 40 metros, el descenso es posible por un sendero ecológico construido y dirigido por la comunidad, quien propone un proyecto de turismo sostenible en la zona. Es la mayor atracción de la ciudad de Jarabacoa en la República Dominicana. Para llegar a él se camina por el corredor habilitado a través del río Jimenoa y unos puentes colgantes.

13. Saltos de la Sabana: Siete impresionantes caídas de agua corren a lo largo del río Sabana, ofreciendo a todo el que las visita un contacto con la naturaleza, donde se puede disfrutar una exuberante vegetación y un rico baño. Ubicado a 14 kilómetros de Bayaguana, muchas personas, incluyendo lugareños, ignoran su existencia. El complejo es privado y se ofrecen paquetes que incluye alojamiento en cabañas ecológicas, recorridos en jeep, visitas a cavernas y montañas, senderismo, pasadías, etcétera.

14. Salto Jicomé: Está en San José de las Matas y se considera una de las caídas de agua más altas del municipio. El lugar se apresta para acampar, descansar y admirar la belleza de este gran manantial de aguas frías y cristalinas.

15. Saltos de Damajagua: Es el mayor atractivo de aventura de Puerto Plata. Son 27 pequeñas cascadas y charcos con una profundidad promedio de 7 metros, a los cuales se debe subir a través de cada cascada y luego regresar con clavados en cada charco. Está en una falla geológica, en un lugar del cual sus aguas forman un cañón de varios kilómetros de largo, con caídas de agua paralelas de hasta 13 metros de altura. Fue convertido en Monumento Natural en 2004.
 
16. Salto Anacaona: San José de las Matas. Es una hermosa caída de agua ubicada entre las montañas, proviene del río Yerba Buena que hace afluencia con el río Inoa, al cual puedes acceder desde el Parque Temático Arroyo Hondo. Hay dos caminos para llegar, uno por un sendero en la montaña y otro por la orilla del río. Este salto es muy visitado por su fácil acceso.
17. Salto Jayán: Sus aguas bajan desde 35 metros de altura entre las montañas de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Saltos de la Jalda, Miches. Una belleza indescriptible lo rodea. Una escalera de rocas que se ha formado en el trayecto de la caída del agua, lo destaca. Pocos dominicanos lo conocen y quizás por eso conserva su belleza natural.

18. Salto Las Yayitas, Baní. También llamado ‘Boca de dos ríos’: Es una espectacular caída de agua de unos 10 metros de altura, el cual se forma en la confluencia del río Maniel con el río Baní. Este remanso de paz, oculto entre rocas y árboles, te invita a bañarte en su espaciosa charca o lanzarte a la aventura.

Otros: Salto de Río Grande, Azua; Salto Río los Cocos , Samaná; Salto de La Tosa en ‘El Limón’ de Samaná; Saltos Brazo Corto y Cocuyo, en El Seibo; Salto de Yanigua, Hato Mayor; Cascada Lulú, Samaná; El Saltadero de Jacagua, Santiago de los Caballeros; Saltadero de Cabrera, Nagua; y La Rejoya, en Puerto Plata.
 
FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario