miércoles, 19 de septiembre de 2018

NACIONAL
El presidente del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Luis Miguel de Camps, propuso ayer modificar la Ley de Hidrocarburos, a fin de racionalizar el precio de los combustibles, ya que considera abusivos los altos precios que mantiene Gobierno, lo que representa una carga impositiva de un 50% para la población y un duro golpe a la economía de las familias dominicanas.
El dirigente político y aspirante a la presidencia dijo aunque en el debate del aumento de los carburantes, en especial del GLP, solo se hable del impacto que tiene en el transporte, cuando “hoy por ejemplo, una ama de casa paga el galón de gas propano a 128 pesos, cuando deberían ser solo 80”.

Indicó que hay que hacer las reformas que sean necesarias para aplicar una política correcta en los precios de los combustibles, que como la actual, no atente contra la calidad de vida de los más pobres.

De Camps advirtió que esta situación es una amenaza para la paz del país, ya que aumenta los costos del transporte de pasajero y de carga, la energía eléctrica, los alimentos, las medicinas y demás bienes y servicios.

Pero además de eso, manifestó que tal situación crea las bases para una explosión social de impredecibles consecuencias para la democracia del país.
Agregó que la situación podría agravarse porque el Gobierno anunció que compra la energía más cara del mercado, lo que cree provocará alza en la tarifa eléctrica.

Deploró que mientras los carburantes suben de forma desproporcionada los salarios de los trabajadores siguen por el suelo, sin que el Gobierno busque solución a dicho desbalance.
“Los actuales precios de las gasolinas son insostenibles para una economía donde los sueldos permanecen estáticos, mientras el costo de la vida sube sin control”, expresó.

FUENTE: PERIODICO HOY


0 comentarios:

Publicar un comentario