jueves, 20 de septiembre de 2018

NACIONAL
Santo Domingo
Javier Freites es abogado de profesión y ciclista de corazón. Recorre las calles de la ciudad de Santo Domingo montando una bicicleta como su principal medio de transporte, disfrutando de un paisaje escondido a aquellos que se trasladan en la vía pública por otros medios.

Para Freites esta es una pasión que comparte con decena de “hermanos” del Distrito Nacional que montan bicicletas, no como deporte o mera actitud, sino como un genuino estilo de vida.
“Santo Domingo en Bici” es un colectivo de personas que utilizan la bicicleta como su principal medio de transporte en el casco urbano de la capital.

Por medio de esta sencilla manera llevan a diario sus tareas cotidianas, acudiendo al gimnasio, yendo al supermercado o al trabajo, y algunos incluso llevando a sus hijos a la escuela, únicamente valiéndose de dos ruedas, sin motor alguno.

Según sus integrantes, el grupo busca promover el elemento de gozo y disfrute de la cotidianidad del ciclismo, a fin de celebrar esta experiencia tan única de transporte que proporciona, entre otras cosas, la de conocer mejor el entorno en que se vive.

“El ciclismo te da una nueva forma de descubrir los espacios y rincones que hay en tu ciudad. La bicicleta te invita a cambiar de trayectos, que tú andando o en carro tal vez no te animarías a hacerlo. Eso te permite la oportunidad de disfrutar más la ciudad, de verla y conocerla y conectar con ella como nunca antes”, expresa Freites.

El colectivo explica que a diferencia de la noción popular que existe sobre el tema, el ciclismo como medio de transporte no resulta un impedimento sino una ventaja. “Yo salgo todos los días y a todas partes en bicicleta. Al trabajo, a hacer mis diligencias. Eso me evita el estrés de los tapones, además de que me ahorra de 6 mil a 8 mil pesos mensuales que de otra forma tendría que gastar en gasolina para un carro”, cuenta Mario Sosa, uno de los representantes del grupo, y quien asegura tiene un vehículo que no ha encendido desde hace más de un año gracias a este estilo de vida.
Asimismo, señalan que Santo Domingo es una ciudad propicia para esta alternativa de transporte, en parte por sus calles planas y lisas que se pueden recorrer con facilidad y por los constantes taponamientos que resultan un elemento de apoyo debido a que el mayor enemigo de esta modalidad de transporte es la velocidad. Sin embargo, resaltan, hay otras áreas donde la ciudad podría mejorar.
 
FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario