jueves, 20 de septiembre de 2018

INTERNACIONAL
Santo Domingo
Edificios de Brasil, Hungría, Italia y Japón compiten por el premio al proyecto nuevo que mejor representa la excelencia en el diseño, la ambición arquitectónica y el impacto social.
El Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA por sus siglas en inglés) dio a conocer los cuatro finalistas al RIBA International Prize, premio bienal que en su primera edición, en el 2016, reconoció a la Universidad de Ingeniería y Tecnología, de Lima (Perú).

Los finalistas del RIBA International Prize fueron escogidos a partir de una preselección de 62 edificios de 29 países.
El ganador será anunciado a finales del 2018.

TORRES RESIDENCIALES EN ITALIA
El Bosque Vertical (Il Bosco Verticale) está ubicado en Milán, Italia, y fue diseñado por la firma Boeri Studio.

Consiste en dos torres de 80 y 112 metros, en cuyos balcones hay sembrados cerca de 17,000 árboles, arbustos y plantas. Esto proporciona el verdor equivalente a 20,000 metros cuadrados de bosque y sotobosque, pero en una superficie urbana de 1,500 metros cuadrados.

“En esencia -dice el portal de Internet del RIBA-, es un concepto arquitectónico que reemplaza los materiales tradicionales en las superficies urbanas utilizando la policromía cambiante de hojas para sus paredes”.

UNIVERSIDAD EN HUNGRÍA
La renovación de la Universidad Centroeuropea, en Budapest (Hungría), corrió por cuenta de la empresa O’Donnell + Tuomey.

La academia se encuentra en un área declarada Patrimonio Mundial cercana al Danubio.
La descripción de la obra explica que el diagrama de diseño retoma el patrimonio de patios de Budapest y une varios edificios en una secuencia interna de espacios y rutas hechos con piedra local y ladrillo utilizado con gran calidez.

Uno de los logros del diseño es la forma íntima en que se han realizado las conexiones entre los edificios y cómo se delimita con claridad qué es nuevo y qué partes existían previamente.

ESCUELA DE MÚSICA EN JAPÓN 
La renovación de la Escuela de Música Toho Gakuen, ubicada en un suburbio de Tokio (Japón), constituye, según el RIBA,  “un ejemplo virtuoso del arquitecto entendiendo completamente las necesidades de los clientes y usuarios”.

La empresa detrás del proyecto, Nikken Sekkei, investigó la escala exacta y las proporciones de las salas de práctica musical adecuadas para cada instrumento.
El diseño tomó en cuenta tanto la necesidad de contacto visual entre los usuarios de los diferentes espacios como el aislamiento acústico.

Paneles de absorción acústica se alinean en los techos y las paredes tienen un ingenioso sistema de revestimiento de madera que atrapa el sonido dentro de las salas de práctica.
Las ventanas y la integración con el exterior permiten iluminar de forma natural más áreas, además de aportar una vitalidad que contribuye con la formación del estudiante.

ALDEA INFANTIL EN BRASIL
Esta aldea infantil, obra de las firmas Rosenbaum y Aleph Zero, se encuentra en Formoso do Araguaia, Tocantins (estado del norte de Brasil).
El conjunto en forma de villas alberga a los estudiantes de internado de Canuan„, una escuela rural patrocinada por la fundación Bradesco.

Se destaca el uso de madera laminada encolada procedente de bosques de reforestación.
El RIBA cataloga la villa como una solución “maravillosa y magistral” y “totalmente apropiada” en su ambiente tropical.
“El conjunto se siente relajado, cómodo y acogedor”, dice la institución en su descripción.

FUENTE: LISTIN DIARIO


0 comentarios:

Publicar un comentario