lunes, 3 de septiembre de 2018

NACIONAL
Para el cirujano plástico Carlos Alberto Ríos García, los biopolímeros los podemos definir como una serie de sustancias inyectables no aptas para el uso humano y que afectan a diferentes tejidos, órganos y sistemas, usualmente produce lesiones irreversibles y ocasionalmente irreparables.

Estas sustancias son conocidas comúnmente como biopolímeros, de origen sintético u orgánico y van desde parafina, silicona líquida, cemento óseo, aceite industrial o de cualquier tipo; los cuales de manera inescrupulosa e ilegal fueron inyectados por otra persona. Este tipo de sustancias se vende bajo la falsa promesa de aumentar el volumen de diferentes áreas del cuerpo o rostro sin tener ninguna consecuencia a futuro.

Consecuencias de los biopolímeros
Los biopolímeros son xenobióticos, sustancias completamente extrañas para el sistema. Se debe tener en cuenta que la degeneración, que quiere decir daño irreversible, puede ocurrir en la zona donde fue inyectado o puede expandirse a otros lugares, sean próximos o distantes.
Puesto que este es un material líquido, puede migrar a lugares aledaños al de la aplicación o a lugares distantes, pudiendo llegar a los pulmones y al cerebro alterando los mecanismos de oxigenación de estas estructuras, actuando como una barrera que impide el paso adecuado de oxígeno, lo que puede llegar a causar la muerte del paciente.

La respuesta del organismo puede ser inmediata o tardía, demorando hasta 60 años después de su aplicación para que el organismo reaccione, ataque la sustancia y afecte los tejidos sanos.
Las pacientes desarrollan una condición denominada alogenosis iatrogénica (alógeno: extraño al organismo, iatrogénico: daño causado por otra persona) que habla del daño y degeneración de tejidos como reacción al producto inyectado y además presentan un síndrome autoinmune conocido como síndrome de A.S.I.A., un conjunto de síntomas similares a enfermedades autoinmunes que empeora el pronóstico de los pacientes: pérdida de la memoria, ojos secos, boca seca, dolores articulares, dolores musculares, alteraciones en el sueño, agotamiento físico al despertar o durante el día y el comportamiento, además de la depresión o irritabilidad. Por esto es que el doctor Ríos García, fundador y coordinador del ambulatorio de Mesoterapia en el Hospital Santa Casa da Misericordia de Río de Janerio, en Brasil, responde algunas preguntas.

¿Por qué retirar los biopolímeros?
Porque producen degeneración, daños a los tejidos de manera irreversible y eventualmente hasta la muerte.

 ¿En qué consiste el retiro de biopolímeros?
La cirugía reconstructiva para el retiro parcial de biopolímeros es un procedimiento quirúrgico realizado por cirujanos plásticos y comprende un conjunto de técnicas quirúrgicas que buscan eliminar depósitos del material inyectado incluyendo glúteos, región lumbar (espalda baja), muslos, piernas, entre otras áreas.

Esta cirugía puede ser realizada por una serie de motivos:
ï Para disminuir la respuesta inflamatoria.
ï Para intentar frenar el proceso degenerativo de los tejidos sanos.
ï Para mejorar la aparición de síntomas compatibles con enfermedades autoinmunes.
ï Para tratar el contorno facial, corporal o mamario, el cual presenta deformidades a causa de la sustancia que le ha sido inyectada.
ï Para tratar el dolor.
ï Como técnica reconstructiva en determinadas situaciones.

Cirugía segura
La cirugía reconstructiva para el retiro de biopolímeros es una cirugía segura, pero implica un mayor riesgo: se debe entender que no es lo mismo operar a una persona sana que operar a una persona con un problema de salud. Por ejemplo, los tejidos afectados por los biopolímeros son tejidos degenerados, inflamados y fibrosados de manera crónica, que no cuentan con una adecuada irrigación sanguínea y drenaje linfático (eliminación de toxinas), y que además, se encuentran en un organismo que presenta alteración de la respuesta inflamatoria e inmune. Por lo tanto, durante la cirugía y el periodo postoperatorio pueden ocurrir diversas complicaciones.
 
FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario