miércoles, 29 de agosto de 2018

DEPORTE
El teléfono móvil de Mariano Díaz (25 años, Barcelona) recibió en la tarde noche del lunes una llamada inesperada. Cuando el delantero contaba las horas para convertirse en nuevo jugador del Sevilla, Julen Lopetegui le llamó para confirmarle que el Real Madrid había decidido frenar su llegada a Nervión al ejercer la opción de tanteo que pactó el año pasado con el Olympique de Lyon. El técnico le transmitió plena confianza y le aseguró que sería un jugador importante.
Mariano, cuyo deseo siempre ha sido el de volver a vestir de blanco, tardó escasos segundos en darle el sí.

El retorno del delantero al Madrid se precipitó a última hora del lunes. El Sevilla y el Lyon habían llegado a un acuerdo para su traspaso por una cifra cercana a los 35 millones de euros. El delantero se iba a convertir en el fichaje más caro de la historia del club hispalense. Pero la operación estaba supeditada a recibir el visto bueno del Madrid.

El conjunto blanco le traspasó el pasado verano al Lyon por ocho millones de euros, pero mantuvo un 35% de sus derechos y se guardó la opción de poder interferir en caso de una oferta para su venta.

FUENTE: LISTIN DIARIO

0 comentarios:

Publicar un comentario