jueves, 2 de agosto de 2018

NACIONAL
SANTO DOMINGO. La lucha de intereses grupales en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha cambiado esa organización política, que antes se caracterizaba por la disciplina de sus dirigentes bajo el lema de “servir al partido para servir al pueblo”.

La abstención de un grupo de 17 legisladores de la tendencia del expresidente Leonel Fernández en la sesión del pasado martes en la Cámara de Diputados ante la iniciativa de legisladores del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), puso en evidencia que cualquier cosa podría suceder si un sector se siente avasallado por el otro en el PLD.

Hoy, con la presentación de dos informes en la comisión especial de diputados, se inicia una ruta final de extensión de legislatura en la que se busca aprobar la Ley de Partidos, y que sería conocida en el pleno de la Cámara el próximo martes. El presidente de la comisión especial que estudia la Ley de Partidos, Henry Merán, aseguró que hoy se conocerá el pre informe de la subcomisión y hay un informe disidente de otros legisladores en esa misma subcomisión.

El diputado leonelista Demóstenes Martínez afirmó que el Congreso Nacional debe asumir su facultad de fiscalización, pero negó que como corriente interna no se bajó línea para ese tema.

La candidatura
En el fondo, las discrepancias por temas como el de la Ley de Partidos, tienen como origen la lucha por la candidatura presidencial en el 2020.

Algo que también afecta al PLD es la falta de árbitros, pues tanto el presidente del partido como el secretario general, Reinaldo Pared Pérez, persiguen la candidatura presidencial de esa organización política para las próximas elecciones.

El miembro del Comité Político pasado de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, y el pasado ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, se han lanzado activamente por la candidatura.

En el 2015 hubo un asomo de división en el PLD cuando en el Comité Político se decidió buscar la modificación constitucional que permitió la reelección del presidente Danilo Medina, pero fue salvado por un pacto que se basó en la repostulación de los legisladores peledeístas.

Un mes clave
Este mes será clave para definir por dónde transitará el futuro inmediato del PLD, pues una cita clave será la del próximo lunes, cuando se reunirá el Comité Político luego de cinco meses de inactividad.
El órgano ejecutivo del PLD tiene la tarea de preseleccionar al próximo presidente del Senado, y ratificar el acuerdo de elección del presidente de la Cámara de Diputados, cargo para el que ya fue señalado el diputado Radhamés Camacho.

Para el domingo 19 de agosto, el aspirante presidencial Carlos Amarante Baret convocó un acto de apoyo de las provincias del Cibao a su proyecto político, que está pautado para que sea un acto de masas en la Arena del Cibao.

El 26 de agosto, el equipo que promueve al expresidente Leonel Fernández tiene convocado otro acto de masas en el Palacio de los Deportes, donde han dicho que entregarán un millón de firmas que le apoyan para que busque la candidatura morada por cuarta ocasión.

Se distancian del Presidente
El aspirante presidencial Carlos Amarante Baret dijo que por primera vez algunos legisladores peledeístas asumieron una actitud de distanciamiento respecto del presidente de la República. Afirmó que una minoría ha banalizado la Ley de Partidos.
 
 
DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario