sábado, 23 de junio de 2018

NACIONAL
SANTO DOMINGO. “El periodista no es esclavo del medio en que trabaja”, explicó ayer el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, al resaltar los avances en términos de libertad de expresión que ha experimentado el país en especial a partir de la reforma constitucional del 2010.

Recordó asimismo, que la libertad de expresión es “un derecho sombrilla” debido a que protege otras garantías como la libertad de asociación y la de cultos que fortalecen la vida del ciudadano. “Es la válvula de presión de la libertad de conciencia y de pensamiento”, expuso Tejada.

Enfatizó que “sin libertad de expresión se prohibirían libros, se coartaría la cultura, se impediría la innovación y se castraría la creatividad”. Sin embargo, utilizando una frase de Joseph Pulitzer, mostró su preocupación por el desarrollo de “una prensa cínica, mercenaria y demagógica” que podría producir un “pueblo cínico, mercenario y demagógico” con el mal uso que se está dando a los medios de comunicación y la compra de conciencias. El panel “Poder Legislativo, Prensa y Democracia” que compartió con el director del Listín Diario, Miguel Franjul, fue organizado por la Cámara de Diputados, cuyo presidente Rubén Maldonado, encabezó la actividad a la que asistieron legisladores de distintos partidos políticos.

Cultura autoritaria
Tejada observó que en la Constitución se garantizan una serie de derechos en los estados de excepción que no incluyen la libertad de expresión, por lo cual esta prerrogativa se pude vulnerar en caso de esta declaratoria y que “forma parte de esa cultura autoritaria que todavía permea a grandes estamentos de la sociedad dominicana”.
 
 
DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario