jueves, 17 de mayo de 2018

NACIONAL
santo domingo. Un registro por la muerte de una persona que tiene la pistola con la que fue ultimada Yulisa Merdily Acosta Parra, de 24 años, y herido Edgar Leito, de 32 años, el pasado domingo, fue la principal evidencia que llevó a los investigadores a identificar como autor del hecho al capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, Narciso Sánchez Jiménez.

De acuerdo a una fuente ligada a la investigación, con el arma -una pistola marca Glock, calibre 9 milímetros- le dieron muerte a Miguel Rafael Suárez Molina el 17 de junio de 2008, durante el asalto a un salón de belleza ubicado en la calle Josefa Brea, del ensanche Luperón, Distrito Nacional, donde éste se encontraba.

Por el hecho fue condenado a 20 años de prisión en 2009 César Augusto Laureano de los Santos.
En esa ocasión la Policía informó que Bonilla dijo que el arma le había sido prestada por un exmiembro de esa institución.

Ayer la Policía informó que mediante “una ardua labor investigativa” apresaron a Narciso Sánchez Jiménez, y que al ser cuestionado, admitió haber cometido el hecho que se le imputa porque “creía que iba a ser asaltado” por Edgar Leito y Yulisa Merdily, y que además, éstos se reían de un roce que le hicieron a su carro con una yipeta en que se desplazaban por la avenida George Washington, en el malecón.

Conforme al vocero de la institución, Frank Félix Durán Mejía, el militar, que estaba asignado al Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (Idecoop) y perteneciente al Comando de Seguridad de la Base Aérea de San Isidro, dijo que ignoraba que había herido a alguien con los disparos que hizo a la yipeta Hyundai, blanca, placa G405380, que ocupaba la pareja, luego de una discusión generada por un roce con el carro Toyota Corolla, verde, placa OC1014 que él conducía.

En la investigación también fueron analizados varios videos de cámaras de seguridad de la zona y se hicieron entrevistas a testigos.

Recomiendan cancelación
El ministro de Defensa, teniente general Rubén Darío Paulino Sem, dijo que se había procedido a solicitar la cancelación del capitán Narciso Sánchez Jiménez al Poder Ejecutivo. Mientras que el militar se encuentra bajo arresto y a la espera de que se completen los procedimientos para someterlo a la acción de la justicia. Con este suman tres los policías y militares que se ven envueltos en hechos de violencia y delincuencia en los últimos días, siendo los otros dos el raso de la uniformada Bladimir Santana, de la unidad táctica “Lince”, y Luis Andrés Cordero exmiembro de la Dirección de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digeset), quienes fueron heridos de bala cuando junto al civil Brayan Ulerio Robles asaltaron una compraventa.
 
 
DIARIO LIBRE




0 comentarios:

Publicar un comentario