La economía de Estados Unidos mantuvo su sólido crecimiento en el último trimestre de 2017, en el que avanzó a un ritmo anual del 2,9 %, con lo que el producto interior bruto (PIB) del país pudo cerrar todo el año con un avance del 2,3 %, informó el Gobierno.

El Departamento de Comercio publicó ayer el último de sus tres cálculos sobre la evolución del PIB entre octubre y diciembre pasado en EE.UU., que revisó en 4 décimas al alza, frente al 2,5 % calculado previamente.

Esta tercera estimación del Gobierno, ligeramente por encima de lo esperado por los analistas, muestra un fuerte repunte del consumo al final del año del 4 %, un aumento que se debió principalmente a mayores desembolsos en servicios de transporte, como viajes en avión y envíos de paquetes.

Las empresas también gastaron entre octubre y diciembre más de lo que se calculó con anterioridad y la inversión en estructuras tales como edificios de oficinas se elevó al 6,3 %, muy por encima del 2,5 % que se había calculado. El alza del PIB fue de 4 décimas mayor al cálculo previo.

PERIODICO HOY