sábado, 10 de febrero de 2018

INTERNACIONAL
MÉXICO. Dar prioridad al financiamiento para combatir el cáncer, lograr la participación de la iniciativa privada y garantizar el acceso a los medicamentos son los principales retos que enfrenta Latinoamérica en la lucha contra el cáncer.

“La región ha tomado conciencia para tomar estrategias, para entender y luchar contra el cáncer, pero aún hace falta mucho por hacer”, dijo en entrevista con Efe Irene Mia, directora editorial global de liderazgo de reflexión de la Unidad de Inteligencia de The Economist.

La publicación británica dio a conocer en julio del año pasado el estudio “El control del cáncer, acceso y desigualdad en América Latina: una historia de luces y sombras”, que incluyó a 12 países que sumados representan el 92 % de la incidencia de cáncer en la región.

Explicó que México se ha vuelto un ejemplo en la región debido a que ha entendido la importancia de la lucha contra el cáncer, aunque aún tiene huecos en cuanto a financiamiento y la fragmentación en los sistemas de salud, la cual sigue siendo pronunciada.

“México es una historia de luces y sombra. Por un lado tiene un plan estratégico para combatir el cáncer, ha buscado mejorar las medidas de prevención y detección, pero ha fallado en el financiamiento, que apenas alcanza el 3,3 % del PIB cuando el promedio de la región es de 4,6 % y en la OCDE del 7,7 %”, señaló.

Mia explicó que el estudio detalló que para el 2035 se espera que las muertes por cáncer se incrementen en un 106 % si los Gobiernos y el sector privado no trabajan juntos para mejorar en los aspectos evaluados por The Economist.
El estudio comparó parámetros que permiten comprender cómo se desempeña cada país en el control del cáncer, desde la prevención y detección temprana hasta el tratamiento y los cuidados paliativos y les otorgó una calificación.

En ese sentido, dijo, México logró 3 de calificación en cuanto al plan estratégico, pues ha puesto en marcha el Registro Nacional de Cáncer, con lo que busca comprender el desarrollo de esta enfermedad.

Asimismo, en prevención y detección temprana tiene un desempeño modesto, pero es, junto con Chile, pionero en tener un impuesto a las bebidas azucaradas, lo que representa un firme combate a la obesidad, padecimiento que está relacionado con 16 tipos de cáncer.
“El Seguro Popular, los programas para enfermedades no transmisibles y el cáncer de la mujer, las iniciativas nacionales de tamizaje y detección temprana del cáncer de mama y cervicouterino son medidas que apuntan a un control eficaz de la enfermedad”, señaló.
 
DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario