viernes, 9 de febrero de 2018

NACIONAL

Santiago. Lissenni Mata reside en el municipio de Moca, provincia Espaillat y Heidy Soriano en el municipio de Licey al Medio, en la provincia Santiago. Ambas tienen en común que son afectadas por el paro de labores indefinido que llevan a cabo los profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Cursa-Uasd).
Ellas son apenas dos del amplio grupo de estudiantes que llegan al recinto de la universidad estatal, pero deben regresar a sus casas porque no encuentran profesores debido a que están en protesta.
Las jóvenes estudiantes no solamente son perjudicadas porque vean aplazadas sus clases, sino porque además su traslado de casa a la universidad le resulta muy costoso, si se toma en cuenta que residen en otros pueblos.

“Uno viene a tomar clase, pero no encontramos a nadie en las aulas. Eso nos afecta, ya que uno viene de lejos pagando pasaje”, expresó Heidy Soriano que, al igual que ella corren la misma suerte decenas de sus compañeros.

En la protesta los catedráticos universitarios exigen al presidente Danilo Medina aumento de salarios y mejores condiciones para la casa de altos estudios.
“Exigimos demandas reivindicativas y justas, y alza salarial y lo que por ley le corresponde a la universidad”, manifestó el maestro Fernando Valdez.

Dijo que el paro universitario se cumple en un 90% y que los pocos docentes que asisten lo hacen porque también trabajan en el Ministerio de Educación Superior.

PERIODICO HOY

0 comentarios:

Publicar un comentario