jueves, 30 de noviembre de 2017

NACIONAL
La innovación y el desarrollo empresarial deben ser abordado desde la ética, cuidando la madre tierra, respetando el trabajo de las personas, tratando de forma igualitaria al hombre y a la mujer y no solo desde una perspectiva económica.

La afirmación la hizo ayer el experto en neurociencias y asesor empresarial Ricardo Perret, al dictar la conferencia “Neuroinnovación: el poder de entender tu mente y las de tus clientes”, durante un acto organizado por la Fundación Innovati, en la Sala Salomé Ureña del Banco Central.
“Vivimos en una época donde lo que más importa es la parte económica, el poder y los logros y en la que el tema ético ha quedado fuera”, expresó Perret.

Dijo que esa concepción es la que prima en la educación actual, que da más preponderancia al desarrollo profesional y técnico que a la parte humana.
El conferencista internacional, de nacionalidad mexicana, dijo que es importante la parte profesional y científica, pero que es necesario equilibrarla con la humana, cosa que en su opinión debe ser trabajada en el hogar y la escuela.

Agregar valor. Perret indicó que lo más importante para el innovador o empresario debe ser agregar valor a sus clientes, dormir con la seguridad de haber logrado algo positivo en las gente.
Destacó que después de 15 años de estudiar sobre innovación llegó a la conclusión de que para ser un innovador exitoso debes amar a tu producto y tus clientes. Agregó que “si amas tu producto innovarás constantemente en él, como es producido y sus ingredientes y si amas a tus clientes será justo, le dará el mejor precio y la mejor calidad”.

0 comentarios:

Publicar un comentario